Skip to content

Ventajas y desventajas de la ingeniería genética

ventajas y desventajas de la ingenieria genetica
Ventajas y desventajas de la ingeniería genética
La ingeniería genética es la administración inmediata de los genes de un organismo utilizando la biotecnología para variar, excluir o reproducir los genes. En cierto sentido, se trata de combinar la información genética de diferentes seres vivos para compensar los problemas o fallos en uno o más de ellos. De esta manera, es factible injertar tipologías expresas de un organismo en otro. Para ello se utilizan diferentes metodologías de la biotecnología y otras tantas áreas.

¿Para qué sirve la ingeniería genética?

Con este tipo de manipulación es posible, por ejemplo:

  • Para fundar cultivos invulnerables a la helada, la sequía o diferentes dificultades atmosféricas.
  • Determinar condiciones de origen genético, identificando y eliminando el gen responsable de esta alteración.
  • Trazar remedios para combatir y descartar correctamente las células afectadas.
  • Las aplicaciones de esta ciencia son fácilmente infinitas. Por esta razón, la investigación continúa en el campo para averiguar cuáles son sus objetivos y para probar nuevos proyectos.

Aplicaciones de la ingeniería genética

  • Obtención de proteínas de los seres vivos
    Una sucesión de hormonas como la insulina, la hormona de crecimiento, elementos de condensación, etc., son de gran interés clínico y rentable. En el pasado, estas proteínas se fabricaban mediante la obtención directa de tejidos o fluidos anatómicos. Hoy en día, debido a la tecnología del ADN recombinante, los genes de ciertas proteínas humanas se clonan en microbios adecuados para su procesamiento comercial. Un ejemplo típico es la fabricación de insulina a partir de la levadura Sacharomyces cerevisae, en la que el gen de la insulina se rastrea hasta los seres humanos.
  • Obtención de vacunas recombinantes
    El sistema cotidiano de producción de vacunas a partir de microorganismos inactivos causantes de enfermedades puede tolerar un peligro viable. Varias vacunas, como la de la hepatitis B, están actualmente disponibles a través de la ingeniería genética. Dado que la mayoría de los factores antigénicos son proteínas, el gen de la proteína proporcionada se clona.

    • Vacunas atenuadas: Los genes malignos de un agente contagioso se descartan para incitar una respuesta inmunológica. El organismo reformado genéticamente puede ser usado como lo que se llama una vacuna “viva” sin el peligro de volver al tipo tóxico. Actualmente se está probando una vacuna de cepas estables de Vibrio cholerae. Vibrio cholerae carece del gen que codifica su enterotoxina, que causa la enfermedad. Otra prueba existente ha sido la de Salmonella, en la que se han eliminado ciertos genes que, aunque no son virulentos, hacen que la cepa se atenúe una vez que desaparecen, es decir, disminuyen su virulencia 1.000.000 de veces. Recientemente se ha demostrado su eficacia en ovejas, vacas, pollos e incluso en humanos.
    • Las vacunas de organismos recombinantes vivos: Para estas vacunas se utilizan microorganismos no enfermos, a los que se adhieren genes de patógenos, que recogen para los antígenos que liberan la respuesta inmune. El virus de la vacuna tiene un genoma extenso y secuenciado que le permite adaptar diferentes genes raros en su interior, por lo que es un vector recombinante muy controlado. A partir de este método ha sido posible desarrollar la vacuna contra la rabia implantando el genoma del virus, incitando la respuesta inmune en el organismo anfitrión. De forma similar, se han probado las expresiones de los genes que codifican los antígenos de los virus de la hepatitis B, la gripe y el herpes simple. Con este método se podría lograr el desarrollo de vacunas que inmunicen simultáneamente contra varias enfermedades mediante la inserción de varios genes de diferentes organismos patógenos al mismo tiempo en el virus recombinante.
    • Vacunas de subunidades: Para los agentes contagiosos que no pueden mantenerse en cultivo, se encierran los genes que recogen para las proteínas promotoras de la respuesta. Estos genes son clonados con éxito y pronunciados en un huésped alternativo como las bacterias, levaduras o líneas celulares de mamíferos. Una vez implantado el gen de interés, la bacteria o la levadura recombinante comienza a producir subunidades de proteína en grandes cantidades, que se recogen y purifican para su uso como vacunas. La vacuna contra la hepatitis B fue la primera en lanzarse al mercado y fue generada por este método.
    • Las vacunas de ADN: Se basan en plásmidos en los que sólo se incrusta una cantidad microscópica del material genético del patógeno combatido. Cuando el plásmido se introduce en el músculo o la epidermis, penetra en la célula y llega al núcleo, entonces comanda la producción de los antígenos del patógeno que desencadenará la respuesta inmune. La fábrica de vacunas se traslada entonces a los tejidos del huésped. Actualmente se están probando varias vacunas de este tipo, algunos ejemplos son la vacuna para la hepatitis B, la malaria, la gripe, el herpes simple y el SIDA.
  • Diagnóstico de enfermedades de origen genético
    Conociendo la secuencia de nucleótidos de un gen responsable de una extrañeza particular, se puede determinar si este gen extraño está presente en una entidad explícita. Hasta ahora, ha sido posible localizar los genes responsables de la fibrosis quística, la distrofia muscular, la hemofilia o la enfermedad de Alzheimer. Se utilizan sondas de ADN para identificar estos genes. La duplicación de genes puede beneficiarse de dos tipos de productos: el ADN duplicado, que es ventajoso como reactivo en las pruebas de combinación, o los productos proteínicos de los genes duplicados (antígenos purificados para el inmunodiagnóstico en la producción de vacunas). Se han descrito unas 500 enfermedades hereditarias causadas por mutaciones recesivas. Se han utilizado técnicas de ingeniería genética para diagnosticar algunas de ellas, por ejemplo, la anemia drepanocítica.
  • Obtención de anticuerpos monoclonales
    Este proceso abre la puerta a la lucha contra enfermedades como el cáncer y a su diagnóstico incluso antes de que aparezcan los primeros síntomas. El interferón fue el primer medicamento genéticamente modificado. 15 Se usa como una droga complementaria de la quimioterapia para la cura del cáncer. Su producción fue costosa hasta 1980, pero los genes de interferón se introdujeron en las bacterias mediante la tecnología del ADN recombinante que permite el cultivo masivo y la purificación de las emisiones bacterianas.

Ventajas de la ingeniería genética

  • Mejoras en la producción de alimentos
    Las reformas genéticas ofrecen muchos favores a la producción de alimentos. Implican un aumento de su fabricación y utilidad. Además, han logrado optimizar el sabor y el valor nutritivo de los productos alimenticios. Otra ventaja de la manipulación genética es la reducción de las pérdidas causadas por diversas tensiones bióticas y abióticas, incluidos los patógenos fúngicos y bacterianos.
  • Producción de proteínas recombinantes
    Uno de los principales beneficios de la ingeniería genética está relacionado con la producción de proteínas. Gracias al ADN recombinante, las bacterias pueden ser utilizadas para producir proteínas de importancia médica.
  • Atacando y eliminando enfermedades
    Algunas de las enfermedades mortales más difíciles del mundo, que se han resistido durante mucho tiempo a la supresión, pueden ser demolidas con el uso de la ingeniería genética. Hay un número de alteraciones genéticas que los humanos pueden tolerar y que tal vez nunca lleguen a su fin a menos que mediemos activamente la ingeniería genética en la próxima generación para prevenir estos problemas. Por ejemplo, la fibrosis quística, una enfermedad progresiva y peligrosa para la que no hay cura conocida, podría curarse completamente con la ayuda de la ingeniería genética selectiva.
  • Deshacerse de las enfermedades en niños pequeños y fetos
    Hay muchos problemas que ya podemos detectar antes de que un niño nazca. En el útero, los médicos ya pueden decirle si su bebé tendrá síndrome de Down, por ejemplo. Con la ingeniería genética avanzada, no tendríamos que preocuparnos más por esto. Uno de los grandes beneficios de la ingeniería genética es su capacidad para curar enfermedades y condiciones en los niños no nacidos. Todos los niños tendrían la oportunidad de nacer sanos y fuertes, sin ninguna enfermedad presente al nacer. La ingeniería genética también puede utilizarse para evitar que las personas hereden de sus hijos trastornos o enfermedades hereditarias.
  • Aumento de la longevidad
    Aunque los humanos ya están envejeciendo, la ingeniería genética podría hacer que nuestro tiempo en la tierra sea aún más largo. Hay muchas enfermedades específicas que pueden atacarnos en las primeras etapas de la vida, y acabar con ella mucho antes de lo necesario. Con la ingeniería genética, sin embargo, podríamos revertir algunas de las razones más básicas por las que el cuerpo disminuye naturalmente sus niveles celulares. Mejorando dramáticamente tanto nuestra esperanza de vida como la calidad de vida que tenemos por delante.

Desventajas de la ingeniería genética

  • Posibles daños a la salud
    Una de las desventajas de este tipo de tecnología es el riesgo que puede suponer para la salud de las personas. A este respecto, la investigación sobre los efectos de genes específicos ha sido limitada y estrictamente controlada por la industria. Por otra parte, no existe un proceso riguroso de aprobación de los productos genéticamente modificados. Y sin una regulación efectiva, no hay garantía de que algunos de ellos sean perjudiciales. La amenaza de que un rasgo no deseado se transfiera a la planta objetivo siempre estará presente.
  • Impacto ambiental
    Los cultivos reformados genéticamente podrían causar problemas ambientales. Estos podrían convertirse en invasivos o venenosos para la vida silvestre y causar grandes estragos.
  • ¿Es esto ético?
    Cuando la ingeniería genética se convirtió en una posibilidad real, la reacción inmediata de la gente fue preguntar si era éticamente correcta. Muchas corrientes religiosas creen que la ingeniería genética es, después de todo, “jugar a ser Dios” y prohíben expresamente tales prácticas en sus hijos.
  • Puede conducir a defectos genéticos
    Otro de los verdaderos problemas de la ingeniería genética es la cuestión de cuán seguro es hacer cambios estructurales a nivel celular. Los científicos todavía no saben absolutamente todo sobre la forma en que funciona el cuerpo humano. Por supuesto, podemos admitir que ya tienen una idea bastante general. Además, si los científicos comienzan a manipular genéticamente a los fetos en el útero, existe un alto riesgo de que esto cause aún más dificultades, malformaciones, abortos, sólo por nombrar algunos.
  • Limitaría la diversidad genética
    Necesitamos diversidad en todo tipo de especies animales. Cambiar genéticamente nuestra especie podría incluso tener un efecto perjudicial en nuestra diversidad genética.
  • ¿Puede ir demasiado lejos?
    Una pregunta constante que se ha hecho a los defensores de la ingeniería genética durante años es si hay una posibilidad de que pueda terminar yendo demasiado lejos. Hay cientos de ingenieros genéticos con propósitos totalmente decentes, cuyos objetivos son descartar la enfermedad y el dolor de la humanidad. Sin embargo, ¿es prudente pensar que los que creen que la ingeniería genética puede ir demasiado lejos son sólo un puñado de fanáticos? ¿No empezaremos a exigir bebés de diseño? ¿Niños cuyo color de piel, ojos, altura e inteligencia podamos predeterminar?