Skip to content

Ingeniería industrial

Ingeniería industrial
5 (100%) 1 vote

 

Este tipo de profesionales, además de tener conocimientos en áreas técnicas, cuentan con una sólida base de conocimientos administrativos, lo que los hace ideales para estar a cargo de áreas de producción en las que tienen que estar a cargo de la producción y al mismo tiempo analizar sus métricas para tomar las decisiones que definirán su éxito.

Ingeniería industrial que hace 

Es cierto que entre todas las empresas de ingeniería, la ingeniería industrial destaca por tener un enfoque más “empresarial”, ya que prepara a sus alumnos para puestos de liderazgo, y créanme que a la hora de elegir entre un candidato este es un factor muy importante.

El ingeniero industrial es indispensable en cualquier sector de la industria, ya sea para dirigir los procesos de la misma o para asegurar la calidad del producto final. Las especialidades de los ingenieros incluyen la gestión del capital humano, la gestión de los recursos físicos y financieros, y la garantía de que la producción de la empresa continúa en su camino hacia el éxito.

Su preparación universitaria consta de dos ramas, la ingeniería, es decir, el conocimiento técnico y la gestión con fundamentos económicos. Esto lo convierte en la carrera de los gerentes de la industria.

Debido a su formación administrativa y económica, su campo de trabajo a menudo va más allá de las áreas industriales, por lo que es muy común encontrarlos en bancos o en departamentos de compra y venta de productos.

Ingeniería industrial que es 

La ingeniería industrial es el área encargada de implementar los procesos de producción y llevar a cabo los proyectos que permitan el desarrollo de las actividades de forma productiva y eficiente, teniendo en cuenta que los recursos humanos y económicos son limitados, por lo que en todo momento se intenta utilizar estos recursos de forma óptima.

Que hace un ingeniero industrial

Normalmente en sus primeros años se centra más en las áreas de calidad de producto, procesos de fabricación y planificación de la producción.

Entre sus objetivos y actividades principales tenemos el de definir de manera óptima la organización de la producción y la integración de la fuerza laboral con los recursos disponibles, tanto financieros como físicos, con el objetivo de cumplir con la calidad y aumentar la productividad.

La facilidad con la que entienden las estadísticas les hace candidatos ideales para gestionar los recursos financieros de la empresa, por lo que es muy común encontrarlos en reuniones matinales tratando de explicar las métricas del área de producción, pero siempre teniendo cuidado de no gastar recursos innecesariamente y manteniéndose dentro del presupuesto en todo momento.

El ingeniero industrial tiene muchas posibilidades a la hora de buscar trabajo, su campo de trabajo va desde el suelo de una fábrica hasta la dirección de una empresa, su formación le permite hacerlo y mucho más.

Ingeniería industrial campo laboral 

En caso de que te preguntes qué está haciendo aquí un ingeniero industrial te dejo una lista (estas son sólo algunas de las actividades que puedes hacer si eres ingeniero industrial).

  • Aseguramiento y control de calidad.
  • Monitorear los procesos de producción.
  • Gestión de proyectos.
  • Implementación de nuevos procesos.
  • Gestionar y supervisar los procesos de fabricación.
  • Asegurar el flujo de materias primas.
  • Control y planificación de la producción.

Ingeniería industrial materias

Todas las escuelas de ingeniería tienen lo que en algunos países se conoce como ingeniería de “núcleo común”. Estos son los primeros años de cualquier curso de ingeniería en los que tendrás asignaturas “comunes” como cálculo, álgebra lineal, química, ética y, en general, asignaturas que todo aquel que quiera ser ingeniero debe estudiar, independientemente del tipo de ingeniería.

No es hasta el tercer año de tu licenciatura que comenzarás a cursar las asignaturas que compiten completamente con la carrera de ingeniero industrial, te dejo una lista de algunas de ellas, ¿para qué? Bueno, te recomiendo que busques algunos e investigues de qué se tratan, imagínate que estudias durante dos años y cuando llegas a la carrera te das cuenta de que no fue lo que esperabas, ¿qué escándalo no crees?

Bueno, sin más preámbulos, aquí está la lista de temas de la carrera:

  • Gestión de la producción
  • Costes de producción
  • Economía
  • Derecho Legislativo
  • Máquinas y herramientas
  • Hidráulica y Neumática
  • Ergonomía
  • Gestión de la calidad
  • Investigación de operaciones
  • Desarrollo de productos
  • Ingeniería de producción

Además de entender sobre máquinas y herramientas, el ingeniero busca entender y cultivar sus habilidades interpersonales como el liderazgo y la comunicación efectiva, lo que hace que la carrera sea una excelente decisión si usted está buscando puestos gerenciales y de responsabilidad.

Breve historia de la ingeniería industrial

También conocida como ingeniería de producción, tuvo su apogeo a finales del siglo XIX y durante todo el siglo XX, comenzó con el estudio de los procesos de producción y la búsqueda de incrementar la productividad en los mismos. Sin la “industrialización”, la expansión y creación de muchas empresas no habría sido posible, incluso después de 100 años de funcionamiento.

Desde el principio, los ingenieros industriales han tenido muy claros sus objetivos, ya que el nacimiento de la ingeniería industrial se debió principalmente a la búsqueda de formas de optimizar los procesos de producción, centrándose en la reducción de los tiempos y sus movimientos.

Entre los principales colaboradores se encuentran los pioneros Frederick W. Taylor y Henry Gantt, siendo los primeros considerados el padre de la administración, ya que fueron sus métodos los que permitieron a empresas como Ford Motor Company ser los gigantes que son hoy en día.

Ingeniería industrial en España

El nombre de ingeniería industrial puede a menudo dar lugar a confusión, según se refiera a la titulación que se imparte en España o a estudios con el mismo nombre que se imparten en otros países del mundo, lo que a su vez se traduce en diferentes objetivos y competencias. Los campos de estudio y aplicación en ambos casos son muy diferentes, ya que lo que fuera de España se conoce como ingeniería industrial, tiene como equivalente en España el grado de Ingeniería en organización industrial. En el caso de España, la ingeniería industrial tiene un carácter multidisciplinar, más técnico y cercano a las ciencias experimentales, y no sólo incluye aspectos de gestión empresarial y producción, propios de la ingeniería de organización industrial, aunque son una parte importante de los múltiples campos que abarca.

La formación del Ingeniero Industrial es ampliamente multidisciplinar, con una importante base teórica y una especialización en una de las disciplinas básicas de la industria, partiendo de las ciencias experimentales, fundamentalmente la física, la química y las matemáticas, para acabar estudiando tecnologías generalistas e intensificando las de su propia especialización. Podría decirse que la ingeniería industrial en España, con todas sus especialidades, es la más generalista de la ingeniería y el ingeniero debe ser capaz de adaptarse a cualquier sector empresarial: debe saber dónde encontrar la solución y cómo aplicarla al problema que se le plantea. La ingeniería industrial es un campo interdisciplinar con aplicaciones industriales, de servicios, comerciales y de gestión.

Existe una enorme variedad de especializaciones en Ingeniería Industrial, dada la cantidad de disciplinas que abarca. En general, las ramas esenciales dependen de los campos clásicos en los que la ingeniería se estructura tradicionalmente en España: ingeniería eléctrica y electrónica, mecánica de medios continuos y fluidos, termotecnología o ciencia de los materiales, a los que se suman campos de estudio como la organización industrial o la automatización.

Origen histórico de la ingeniería industrial en España

En el siglo XIX aparecieron los primeros centros de enseñanza o Escuelas Profesionales Obreras, cuyo objetivo era contribuir a la mejora de determinados oficios industriales y artísticos. Así, se crearon centros como el Real Conservatorio de Artes de Madrid, en el que se organizaron los estudios de Mecánica, Física, Química y Delineación. Otro germen histórico de la ingeniería industrial es el de la Escuela Politécnica Superior de Alcoy, cuyo antecedente más remoto se remonta a 1828, cuando los miembros de la cofradía local, la Real Fábrica de Paños y Papel, acordaron fundar el Establecimiento Científico y Artístico, un centro estructurado en cuatro Cátedras en el que comenzaron a impartir asignaturas técnicas.

La sociedad española experimentó un cambio cualitativo con la sustitución generalizada de la tracción animal por la tracción mecánica a partir de sistemas de vapor a principios del siglo XIX. Este cambio significó una adquisición tan rápida de tecnología extranjera que el gobierno de la época decidió regular, mediante la Ley Moyano, algunos estudios de Ingeniería Mecánica que permitieran reducir la dependencia extranjera. Esta formación requería “una licenciatura, habiendo estudiado en la Facultad de Ciencias, en al menos tres años, Álgebra, Geometría Analítica y Descriptiva, Cálculo, Mecánica, Física Experimental, Química General, Zoología, Botánica, Mineralogía, Dibujo, copiado de varios órdenes de Arquitectura y aprobado un examen general de estas materias”. Como simple anécdota para situar este período de formación, hay que recordar que para convertirse en ingeniero industrial era necesario estudiar, durante otros tres años, una serie de asignaturas comunes y otras específicas, limitando a tres el número de horas teóricas diarias. Durante la formación, los alumnos tuvieron que realizar trabajos gráficos, talleres y prácticas de laboratorio, así como prácticas en la redacción de proyectos propios de sus estudios, antecedentes de los Proyectos Fin de Carrera en las titulaciones actuales. Así nació el Ingeniero Industrial, que nació con una vocación de servicio a la sociedad muy marcada.

La carrera de Ingeniero Industrial surgió, por tanto, por Real Decreto promulgado en septiembre de 1850. Para enseñar, se creó el Real Instituto Industrial, que estableció escuelas en Madrid, Barcelona, Gijón, Sevilla, Valencia y la Escuela Industrial de Vergara. Fue creado por Real Decreto del Ministerio de Educación y Obras Públicas de 4 de septiembre. Estas Escuelas Industriales en España se organizan en tres niveles: elemental, de extensión y superior. Estos tres cursos se estructuraron de tal manera que los alumnos de las escuelas primarias pudieran pasar a los de las escuelas de la Ampliación y los de las escuelas de la Ampliación a los de las escuelas superiores. Este modelo de escuelas tuvo una vida efímera, por lo que en 1866 se suprimió el Real Instituto y sólo persistió la Escuela de Barcelona gracias al apoyo de su Consejo Provincial. Estas enseñanzas se reorganizaron posteriormente en una Ley de Instrucción Pública de 1857, que mencionaba dos tipos de Peritaje: Mecánica y Química. Las áreas de conocimiento se centraron en Aritmética, Geometría, Física, Química, Mecánica y Construcción.

La creación en Bilbao primero (1897) y luego en Madrid (1901) de Escuelas Superiores de Ingeniería Industrial y el establecimiento de la correspondiente formación profesional determinada por toda la nación cerraron el paréntesis que había abierto en 1866 la supresión del Real Instituto Industrial. Desde entonces y hasta hace muy poco tiempo, los ingenieros industriales se formaron en las tres escuelas de Madrid, Barcelona y Bilbao, y ahora reciben formación académica en numerosos y diversos centros de toda España.

En marzo de 1911 se creó por Real Decreto el Cuerpo Nacional de Ingenieros Industriales para ejercer su profesión al servicio del Estado.

Funciones y atribuciones del ingeniero industrial en España

Como se ha mencionado anteriormente, el ingeniero industrial surgió en España y en muchos otros países como una necesidad imperiosa para el desarrollo de la sociedad industrializada de principios del siglo XIX. La evolución de la industria española y el hecho de que se haya amortizado casi en su totalidad de la gestión técnica extranjera son prueba del trabajo realizado por los ingenieros industriales. Esta carrera es, sin duda, una de las ramas de la educación oficial que ha respondido plenamente a la finalidad para la que fue concebida; las características particulares de la problemática industrial en España exigían la formación de ingenieros con una amplia base científica que les permitiera especializarse en cada una de las diversas formas de la gran industria mediana y generar directivos formados en temas químicos, mecánicos y eléctricos.

Por otra parte, mientras el Estado velaba celosamente por el mayor prestigio y eficacia de estas enseñanzas, olvidó regular en parte el libre ejercicio de esta profesión, estableciendo de manera precisa las facultades inherentes a este título. Desde su creación en 1850, puede decirse que las atribuciones reconocidas a los Ingenieros Industriales aparecen dispersas en numerosas disposiciones aisladas y sin la debida coordinación, provocando, gracias a la creciente complejidad de la organización administrativa y al mayor intervencionismo estatal, interpretaciones defectuosas e incluso la negación de algunas de sus atribuciones, provocando conflictos que en alguna ocasión han tenido que resolver a su favor los más altos Tribunales del Estado.

Imágenes de Ingeniería industrial

ing industrial

ing industrial

ing industrial

 

Vídeos de Ingeniería industrial