Skip to content

Tipos de ganadería

ganaderia
Tipos de ganadería
5 (100%) 3 votes

Es una actividad económica de origen muy antiguo que consiste en la cría de animales para su uso y esta incluida en la ingeniería agronomica . Dependiendo de la especie ganadera, se obtienen diversos productos derivados, como carne, leche, huevos, pieles, lana y miel, entre otros.

Historia de la ganadería

El hombre neolítico era antes un ganadero más que un agricultor. La capacidad de domesticar animales parece más el desarrollo de una situación de simbiosis entre los dos seres que un intento deliberado de hacerlos dóciles.

Aunque la relación del primer hombre con los animales se circunscribió al hecho de que él era su depredador, parece probable que tanto los perros como los cerdos se acercaran al hombre ante la evidencia de los desperdicios que él podía darle como alimento. Además, estos animales, después de un tiempo con el hombre, perdieron ciertas características silvestres y luego demostraron su utilidad:

El perro es una magnífica herramienta de caza que será utilizada por el hombre para acosar y dirigir las piezas hacia sus armas. Cuando el hombre es todavía nómada, encuentro las migraciones de otros animales que domesticó, como la cabra, el reno y la oveja. Pero el paso real hacia la actividad ganadera se produjo cuando el hombre abandonó el nomadismo tras el descubrimiento de la agricultura.

En un asentamiento estable era mucho más fácil cuidar de los animales, por lo que creó vallas para evitar que escaparan, así como para protegerlos de los ataques de los depredadores. Durante este período, el ganado fue domesticado.

La agricultura permitió un nuevo tipo de relación con los herbívoros, ya que se les proporcionaban subproductos como los rastrojos. Además, las cabras y ovejas no sólo eran útiles en cuanto a su carne, sino que, sobre todo, eran capaces de dar leche y pieles de alta calidad para hacer ropa.

También en esta época se domestica el primer insecto, la abeja, para la que se construyeron colmenas con el fin de conseguir el edulcorante más utilizado hasta el siglo XVII en todo el mundo: la miel.

Una vez cubiertas las necesidades primarias de alimentos y ropa, los siguientes animales que se iban a domesticar podían trabajar, ya sea tirando de carretas o arando la tierra, como bueyes, asnos y, finalmente, caballos. Los caballos y camellos fueron probablemente los últimos en ser domesticados alrededor del año 2000 a.C.

La domesticación del caballo supuso un cambio notable en la vida del hombre, ya que no sólo es capaz de soportar cargas, aunque normalmente más pequeñas que otros animales, sino que su principal característica es la rapidez.

La incorporación del caballo a la guerra, primero para tirar de los carruajes y después para llevar a un luchador a la espalda, fue una verdadera revolución que provocó la caída de imperios enteros ante el nuevo elemento de movilidad y poder.

Tampoco hay que olvidar que desde muy antiguo se consideraba que algunos animales eran diferentes del ganado: eran los primeros animales de compañía, como los perros o, sobre todo, los gatos, animales venerados en el antiguo Egipto.

Tipos de ganadería

Ganadería intensiva

Es la aplicación de múltiples tecnologías y formas de pensamiento que surgen del capitalismo, que nació con la revolución industrial, a la ganadería. Esta aplicación se produjo en el siglo XX y en España a partir de los años sesenta.

Los principios de la ganadería intensiva son obtener el máximo beneficio, en el menor tiempo posible, concentrando los medios de producción y mecanizando y racionalizando los procesos, con el fin de aumentar constantemente el rendimiento productivo.

El ejemplo de la ganadería intensiva es la avicultura, en la que se realiza una selección artificial de gallinas, ya sea para la producción de huevos o de carne. Estas aves son criadas en enormes edificios, con los animales amontonados en baterías, en un ambiente regulado en temperatura, luz y humedad, mecanizado al máximo, donde por un lado entran en el agua y se alimentan y por el otro salen los huevos y las heces. La ganadería intensiva se rige, por tanto, por las leyes de la producción industrial.

Ventajas de la ganadería intensiva

  • Eficiencia: El ganado intensivo obtiene la máxima producción con el dinero invertido en el menor tiempo posible.
  • Adaptación a la demanda del mercado: Se ajusta a la demanda de los consumidores.
  • Homogeneidad: Es la obtención de productos homogéneos o de iguales características, para satisfacer las necesidades de la distribución y comercialización a gran escala.

Inconvenientes de la ganadería intensiva

Gran consumo de energía, generalmente energía fósil, a veces hasta 20 kilojulios por kilojulios en el alimento obtenido. Extremadamente contaminante, debido a la acumulación de grandes masas de excrementos, que no pueden ser reciclados en los agrosistemas convencionales y causan contaminación del aire, contaminación del suelo y del agua con metales pesados, drogas, etc… Efímero: La ganadería intensiva no es sostenible, es decir, no puede mantenerse indefinidamente a lo largo del tiempo o es insostenible.

Ganadería extensiva

Los sistemas extensivos, tradicionales o convencionales de producción animal se caracterizan esencialmente por formar parte de un ecosistema natural modificado por el hombre, es decir, un agroecosistema, y tienen como objetivo el uso duradero del territorio, es decir, están sujetos a ciclos naturales, mantienen siempre una amplia relación con la producción vegetal del agroecosistema del que forman parte y tienen, como derecho no escrito, la necesidad de legar a la próxima generación los elementos del sistema, tanto inanimados como animados e incluso los construidos por el hombre, en un estado igual o superior a los recibidos de la generación anterior.

Dentro de la agricultura extensiva podríamos incluir la agricultura sostenible, que es la agricultura que dura en el tiempo y mantiene un nivel de producción sin dañar el medio ambiente o el ecosistema. La ganadería sostenible está incluida en el concepto de desarrollo sostenible. En sentido figurado, es sinónimo de ganadería ecológica, que no daña el ecosistema, aunque este término es neutro y por tanto incorrecto, ya que toda la ganadería se basa en un ecosistema.

Según la Ley 17/1999, de 29 de abril, de utilización de pastos y rastrojos para la protección de la ganadería extensiva, de la Comunidad de Madrid, se considera extensiva la explotación ganadera que para la alimentación del ganado utiliza los usos dentados de pastos procedentes de prados, pastos, hierbas y rastrojos; propios, ajenos o comunales, de forma permanente o temporal.

Ganadería bovina

El ganado se puede encontrar en dos especies tal como están:

  • Nombre científico: Bos Taurus (sin joroba) como tipo europeo, y Bos Indicus (con joroba) como el cebú.
  • Mamíferos ya que son animales que tienen tetas,
  • Orden ungulados (mamíferos con pezuñas),
  • Subordenar antiodáctilo (dedos impares),
  • Familia: Ganado,
  • Subfamilia: Ganado
  • Género: Bos, dos especies comercialmente interesantes: Bos Indicus (Cebú) y Bos taurus (Europeo).
  • Son capaces de digerir hierbas, forrajes (pastos), entre otros.

En las primeras etapas los bovinos sólo han desarrollado el abomaso, y se alimentan únicamente con leche materna, en esta etapa no se consideran rumiantes.

Características biológicas, anatómicas y zootécnicas del ganado vacuno

En promedio, a los tres meses de edad, sus cuatro estómagos (rumen, retículo, omaso y abomaso) ya están funcionando. Que tienen diferentes funciones en el proceso de digestión de sus alimentos, consistentes básicamente en forraje y granos.

Tanto las hembras como los machos tienen protuberancias óseas (cuernos) en la cabeza. Estos animales pueden pesar hasta una tonelada. La mayoría de los elementos de esta especie se congregan en grandes grupos con estructuras sociales muy complejas, pero hay casos en los que su comportamiento no es gregario. El ganado cubre una amplia gama de diferentes climas y hábitats, que van desde los desiertos, la tundra hasta los bosques tropicales.

Importancia de la ganadería

La ganadería ha desempeñado un papel fundamental en la historia de la humanidad, circunstancia que comparte con la agricultura. De hecho, permitió que nuestros antepasados tuvieran proteínas disponibles para ser consumidas cuando las necesitaban. Esta disciplina ha evolucionado a lo largo de los años, teniendo como correlato el desarrollo de especies más adecuadas para diferentes tipos de usos y adaptadas a diferentes entornos. De hecho, puede decirse que existe una clara tendencia a tecnificar incluso esta actividad económica que alguna vez se ha considerado con escaso valor añadido, tendencia que está relacionada con el hecho de que existe una clara necesidad de alimentos para una población en crecimiento.

En los albores de la humanidad, el hombre tuvo que moverse continuamente para conseguir su alimento. Es esta situación la que le llevó a los diferentes continentes, buscando continuamente lo que le haría subsistir. De hecho, las estaciones o las migraciones de los mismos animales marcaron en gran medida el comportamiento futuro de estos primeros hombres. Sin embargo, ya entrando en lo que se conoce como la etapa final de la Edad de Piedra, durante el Neolítico, el hombre comenzó a desarrollar la agricultura y la ganadería como una forma de obtener alimentos bajo sus propias condiciones. Esta circunstancia marcó un antes y un después en la historia de la humanidad, porque significó el paso de pequeñas comunidades nómadas a sociedades sedentarias más grandes y complejas. De esta manera, ya no era necesario que todos los individuos se dedicaran a la obtención de alimentos, unos pocos podían generar lo mismo para toda la población, mientras que el resto de los individuos se dedicaban a otro tipo de actividades igualmente necesarias. Así, la sociedad se hizo más compleja y se desarrolló gracias a un enorme aumento de la productividad, de la que la agricultura fue un ingrediente más que importante.

El ganado no sólo ofrece carne como alimento. También es responsable de proporcionar leche, lana y animales para el trabajo. Se ha convertido en una gran variedad de animales, los más importantes de los cuales son las vacas, ovejas, cerdos y cabras. Como se ha mencionado, en el pasado tuvo un carácter más extenso, pero con el paso del tiempo se aplicaron diversas técnicas y conocimientos que han contribuido enormemente al proceso de agregar valor a la actividad. Hoy, por ejemplo, la biotecnología abre un escenario prometedor para el futuro, un escenario que podría resolver muchos problemas alimentarios.

Imágenes de ganadería

ganaderia

ganaderia

Vídeos de ganadería